Tomás Buenos Aires

Tragos de tango en clave de chamuyos porteños

Tomás Buenos Aires
Julio, mes del doctor Favaloro: su carta de despedida PDF Imprimir Correo electrónico
Actualidad
Lunes 12 de Julio de 2010 11:59
AddThis Social Bookmark Button

Julio, además del mes de la independencia, es el mes del doctor René Favaloro, un argentino ejemplar. Que los argentinos extrañamos y debemos extrañar. Nació el 12 de julio de 1923 y se suicidó el 29 de julio de 2000. En recuerdo de su personalidad y de su vocación de curar y enseñar a curar, transcribimos casi toda la carta que dejó explicando la trágica determinación de quitarse la vida.

"Tomás Buenos Aires" no puede contener esta reproducción aleccionadora. Para la reflexión.

"(Del Dr. René Favaloro/ julio 29-2000 –14,30 hs) Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces. Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica.

La primera etapa en el Sanatorio Guemes, exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces.

La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada).

Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente.

A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo. Este era nuestro único contacto.

A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación, cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla.

La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto.

¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno! Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica.

Lo mismo ocurre con el Pami. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país.

Valga un solo ejemplo: el Pami tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente).

Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda.

El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno.

Lo mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana, sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano.

Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple: el paciente es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. "Pero cómo, usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?". "Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe". El cirujano "de real valor" además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios!

Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las "indicaciones" de su cardiólogo. "¿Doctor, usted sigue operando?" y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.

La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar. Instituciones de prestigio con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter echo, camara y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc., están incluidos.

La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir "no hay camas disponibles". Nuestro juramento médico lo impide.

Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica.

En Estados Unidos, las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando.

Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias -presidente de la institución en esa época-, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta. ¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente?

Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar.

Sin duda la lucha ha sido muy desigual. El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse.

Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al "sistema". Sí al retorno, sí al ana-ana.

En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta extremadamente difícil. No puedo cambiar, prefiero desaparecer.

Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: "a mí no me ha derrotado nadie". Yo no puedo decir lo mismo. A mí me ha derrotado la corrupción que todo lo controla.

Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación. Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga.

Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz. No puedo cambiar.

No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía. El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano.

Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad.

Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así.

En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta. En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías. Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados.

El lunes no podría dar la cara.

A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.

Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa. Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.

Un abrazo a todos, René Favaloro".

El doctor René Favaloro es reconocido mundialmente por los revolucionarios avances realizados a la cirugía cardiovascular a través de la técnica del by-pass coronario.
Recibió la Medalla de Oro de la Ohio Statela Medalla de Oro otorgada por la Sociedad Argentina de Cardiología en 1978, Premio de la Cleveland Clinic Foundation "Distinguished Alumnus Award" en 1987. Doctor Honoris Causa otorgado por la Universidad de Tel Aviv, Israel, en 1980. Premio Konex en 1993. Hasta su muerte fue un máximo referente internacionales de la medicina argentina.
 
Apuntes de la ciudad PDF Imprimir Correo electrónico
¿Qué hay ciudad?
AddThis Social Bookmark Button
El Sube no deja subir

El Sube es el sistema de tarjetas prepagas que, en algún momento, quién puede saberlo, permitirá a los porteños pagar el boleto de colectivo sin usar monedas. 

Puede decirse que, por lo menos en la capital federal, alrededor del 75% de las unidades ya cuentan con la máquina lectora de tarjetas. Pero, salvo en contadas, muy pocas, líneas, las máquinas no están operativas por decisión de las empresas y porque el gobierno no apura la implementación de la nueva modalidad de pago del boleto.

Conclusión: el Sube sigue sin dejar subir al pasajero que no tiene monedas, porque las máquinas lectoras están instaladas pero en etapa de adorno en los colectivos.

Y lo de “adorno”, no es una palabra utilizada por esta página: el interno 2 de la línea 103, transporte “Quirno Costa” tiene la máquina del Sube forrada en papel con una leyenda que dice precisamente eso: “adorno”. Es una tomada de pelo.

El retraso en la puesta en funcionamiento del Sube no es culpa de las líneas de colectivos, a quienes el nuevo sistema seguramente no los beneficia impositivamente. Tanto es el rechazo empresarial al Sube, que prefieren seguir corriendo el riesgo del asalto a aceptar el cambio.

Bien, pero por lo menos que no tomen el pelo públicamente a los usuarios de quienes viven, mostrando las lectoras en condición de “No operativa” o de “adorno”. 

La culpa sí es del gobierno, que debe dar la orden de puesta en marcha del sistema de una vez por todas, sobre todo cuando casi todos las unidades ya están equipadas y sus bondades ya han sido probadas largamente en ciudades grandes del interior como Bahía Blanca por ejemplo.

Y cuando es, además de un avance en comodidad para pasajeros y choferes, una forma concreta de disuasión contra los asaltos a los colectivos. Que el Sube deje subir.

Sarmiento no lo bancaría
Para quien no es pasajero habitual, el ferrocarril Sarmiento parece haber transitado zonas de guerra. Es tan primitivo el equipamiento de los viejos vagones, faltan reponer tantos vidrios en sus ventanillas, son tantas las roturas, viaja tan apretada la gente, es tanta la mugre en esos viejos vagones que ese escenario sorprende o mete miedo a quien no está acostumbrado a padecerlo.

Es cierto que hay algunas formaciones nuevas. Son las menos. No alcanzan a compensar el triste espectáculo de ese ferrocarril que lleva el nombre de quien, precisamente, tendió más kilómetros de rieles en la Argentina que el resto de Sudamérica. Sí, seguro, Domingo Faustino Sarmiento no lo toleraría.  

Noviembre sin Aeroparque Metropolitano

La Administración Nacional de la Aviación Civil (ANAC) informó que el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery permanecerá cerrado para todas las operaciones por refacción entre las 23 del 3 de noviembre y las 20 del 1 de diciembre.

Los vuelos de cabotaje de Aerolíneas Argentinas, Austral y LAN y sus vuelos regionales, más los de la empresa TAM serán trasladados al Aeropuerto Internacional de Ezeiza "Ministro Pistarini". Por otro lado, los vuelos de Pluna, Sol, Andes y BQB lo harán desde el aeropuerto de El Palomar, mientras que los vuelos privados se concentrarán en la estación aérea de San Fernando.

Leer más...
 
Milena Plebs: "el tango es machista y está bien que sea así" PDF Imprimir Correo electrónico
Baile de tango
AddThis Social Bookmark Button
“El tango me enfrenta con esa cosa tan intrínseca de los roles masculinos y femeninos que están en la naturaleza y no son solamente culturales. Por eso me costó muchísimo, porque tuve que aprender a dejarme llevar, a confiar en el otro y a no tener el control de la situación”.

Lo explicó Milena Plebs que es, en el ambiente del baile de tango no sólo milonguero, sino también el de escenario, una bailarina prestigiosa, reconocida y mucho, aquí y fuera de la Argentina. Aunque vale destacar que entre los milongueros, Milena cosecha afectos que no se dan en otros lados.

Hace unas semanas concedió una entrevista al sitio Ciudad donde definió la esencia del baile del tango sin ofender a nadie, sin feminismos competitivos y con la fuerza de una mujer con todas las letras.

Dijo allí que “el tango tiene un costado machista muy fuerte;  la mujer es llevada por el hombre. Estructuralmente es así y esta bien que sea así” completó.

Con este cruce de ideas tanguero respecto de esta época donde las mujeres practican, resaltan y con frecuencia privilegian su independencia personal, Milena señaló sobre la contradicción con el seguir de la mujer al hombre que plantea el baile de tango: “yo tengo una teoría sobre eso y además investigué hablando con gente del exterior y alumnos míos”.

A continuación precisó: “no es casual que se ponga de moda ahora que vivimos a un nivel de independencia máxima de la mujer y de roles desdibujados. A ese desorden se contrapone el tango, que te enfrenta con otra realidad que a todo el mundo le atrae. Tanto es así que hasta las mujeres súper independientes nos abrazamos y nos dejamos llevar”.

Y luego argumentó: “en mi caso que vengo de una familia europea sin cultura tanguera y siempre estuve acostumbrada a bailar sola y a no depender de nadie. El tango me enfrenta con esa cosa tan intrínseca de los roles masculinos y femeninos que están en la naturaleza y no son solamente culturales. Por eso me costó muchísimo, porque tuve que aprender a dejarme llevar, a confiar en el otro y a no tener el control de la situación”.

Después de eso la frase que cierra el círculo: “el rol del hombre tampoco es fácil. A ellos les cuesta mucho llevar a la mujer y asumir ese papel, sobre todo ahora”.

“Por esto también creo que el tango no es sólo una moda pasajera sino que va a seguir creciendo. Porque hay algo transformador en el abrazo de este baile, en el poder expresar los sentimientos sin el lenguaje”.

La bailarina consideró que el tango es entre las danzas la más romántica porque “por ejemplo, la salsa tiene mucho contacto físico pero no desde el amor, es más lúdica, más festiva y a nivel coreográfico no tiene tanta variedad” detalló.

“En cambio –añadió- el tango tiene una variedad infinita: cada bailarín tiene su forma de marcar, de combinar los pasos. Además creo que toca puntos muy íntimos y emocionales, no es solamente un baile para divertirse. Hay componentes más profundos que movilizan. La forma en que te abrazás es tan estrecha que no lo harías con un desconocido si no fuera por el baile.

Milena Plebs es coreógrafa, bailarina y creadora de espectáculos de tango. Estudió danza clásica, contemporánea y actuación. Integró el "Grupo de Danza Contemporánea" del Teatro Municipal General San Martín de Buenos Aires y "Tango Argentino" de Claudio Segovia y Héctor Orezzoli, con lo que viajó por el mundo.

 Hasta fines de marzo presenta en el teatro Presidente Alvear “Tramatango”, donde plantea “Tres paisajes, tres miradas, tres estilos: una mirada sobre lo urbano contemporáneo; “Pugliese Yumba”, un homenaje al maestro y su orquesta y “Tango Congo”, donde pregunta sobre el origen afro del tango.

 El broche de oro para cerrar con palabras de Milena: “siento en los pies lo que siento en el corazón”.

 
¿Así enseña el tango? PDF Imprimir Correo electrónico
Tomar Buenos Aires - Letras de la ciudad
Escrito por Horacio Pagano   
Domingo 08 de Diciembre de 2013 08:50
AddThis Social Bookmark Button

Tomás, se calza con apuro los yines y la remera descartados que usa para trabajar. Llegó tarde a la herrería y sus compañeros ya se cambiaron: viajar de Ramos Mejía a Barracas, de ida y de vuelta, es cada día una aventura. Encima, el calor. Deja al resguardo del mosquerío el portentoso chegusán de milanesa que trajo de casa para almorzar y así ahorrarse unos pesos en la comida.

Lo espera un día de corte de planchuelas y perfiles para encaminarlos a la soldadura con la que armará el gran ventanal de fierro.

Hay que respetar a la soldadura eléctrica. Estar vestido para cuidarse de las quemaduras por chispa y careta filtrante para proteger la vista de la concentración de rayos ultravioletas: los ojos expuestos a los rayos de soldadura duelen más que una muela enferma y se termina en el hospital. Así y todo, si la soldadura son sólo unos puntazos, los herreros con cancha cierran los ojos y le dan nomás.

La mañana se va y la construcción del ventanal encargada a Tomás casi termina. Falta una pasada de piedra esmeril para quitar las traicioneras rebabas muy filosas y remover las costras sobrantes de soldadura. Después, baño de pintura antióxido y se acabó.

Pero después del almuerzo. Mientras se prepara la rueda de los obreros para comer el patrón, buen tipo y sabedor del oficio, revisa el ventanal apoyado sobre los caballetes a punto de terminarse: controla más que otra cosa las escuadras, los ángulos de noventa grados que deben estar perfectos para que calcen sin problemas en las aberturas donde irán y zafar de que los albañiles tiren la bronca si la fijación se les complica. Los pases de facturas entre gremios pueden ser grosos...

-Tomás, está diez puntos el ventanal; a trabajar así ¿te enseña el tango…?- le pregunta, sarcástico, el trompa como para que escuchen todos los de la herrería.

-Y… sí… lejos no le anda jefe…- contesta Tomás. Y envalentonado la sigue: -mire, el tango exige, casi le diría que disciplina; para escribir sus letras hay que parir versificación, rima, acentuación, y todavía le queda nada menos que meterle poesía, para tocarlo hay que saber música y no hay oído que valga si uno busca ser bueno y, la última, para saber bailarlo hay que ir a la academia, si no, a uno no pasa de tronco y las bailarinas miran para otro lado. Le digo, ¿sabe cuántas cosas andarían mejor en el país, si los que tienen la manija se pararan a mirar y aprendieran del ordenamiento que exige el tango?

Tomás la remata en medio de las risas de los otros obreros: -así que jefe, ¿viene conmigo y con los muchachos a la milonga esta noche?-.

-Y… si es tan así como vos lo pintás, vamos a tener que ir Tomás- concedió el patrón con una sonrisa mientras piantaba del lugar.

-Es así, es así nomás jefe; lo espero esta noche en “Cánning” jefe…- lo apuró Tomás. El trompa, sin darse vuelta, levantó la mano con el pulgar para arriba y buscó rápido la calle…

 
¿Dónde milongueamos, malevo?: Isa, me fijo en el iPhone, chabón! PDF Imprimir Correo electrónico
Actualidad - Actualidad
Sábado 10 de Julio de 2010 21:06
AddThis Social Bookmark Button
Sábado a la noche: las dos camas están repletas de ropa de los chabones. Son chabones, no son flacos: nada de jeans tiro corto chupines, desflecados y descoloridos; zapatillas ollestar, remeras con inscripciones sarpadas, el gel esperando cabezas que no se van a peinar; y nada de patchuli como aroma de fondo, ni tampoco las guitarras eléctricas están apoyadas contra la pared con los cables enredados en el piso, atravesando toda la pieza.

Son dos milongueros hechos y derechos: traje a rayas gris y negro con chaleco; samicas blancas; corbata uno, moño el otro, timbos de charol combinados con blanco y taco francés los dos. Se terminaron de duchar y se están engominando, raya impecable brilloso y duro como cemento el pelo de uno; raya ancha, muy ancha, demasiado ancha, casi de una oreja a la otra, el segundo..., que también se engomina.

Uno le dice al otro: “che, Pardo, adónde vamos a milonguear esta noche?"

Y el otro le responde: “no tengo la menor idea, Malevo”.

 El primero, desconcertado, vuelve a preguntar: "¿y ahora qué hacemos, Pardo?"

Tranqui, malevo, tranqui. Me fijo en el iPhone y ya te digo, chabón!

Los tiempos del relato no concuerdan con lo actual, pero lo que sí nos devuelve a esta época de aluvión tecnológico es la alternativa del uso del iPhone para los milongueros de todo el mundo, que quieren saber dónde pueden ir a bailar en un minuto. Los de traje y los de jeans.

Aquí va el asunto: 

Ingenieros uruguayos crearon una aplicación que permite localizar milongas por todo el planeta y la extraña pero seductora temática interesó a Apple, el titán informático. Aunque por lo general la aceptación de una propuesta lleva semanas de análisis técnicos y marketineros, la empresa de la manzana aprobó la propuesta en un par de días y la iniciativa es ahora otra de sus prestaciones.

Apple ofrece a sus usuarios de iPhone e iPod Touch la aplicación “Tango Sur”, que localiza milongas en Argentina, Uruguay, Estados Unidos, Alemania, Francia, Japón y Brasil.

Proporciona dirección, teléfonos, páginas de Internet y horarios de 250 milongas del mundo dice la presentación, además de precisar ¡el tipo de piso de cada pista de baile!!!!.

El producto se lanzó a principios de este año y, dos meses después, se vendieron más de 50. Al menos dos usuarios lo piden cada día, aseguran sus vendedores. Alcanzó el puesto 35 del ránking de Apple Store y el primero en la categoría Estilo de Vida de Apple en Uruguay como aplicación más descargada por los usuarios.

Fue ideado por las firmas uruguayas Do IT Developers, encargada de la programación, y Cell Fiction, que hizo el relevamiento de los locales y trabajó en la parte visual del producto. El software se puede bajar con el propio iPhone o a través del canal de entrada de Apple, iTunes. La aplicación cuesta 1,99 dólares, de los cuales un 30% quedan en manos de Apple y el resto en la de sus inventores uruguayos, Felipe Llorda, de 28 años, titular de Do IT Developers, y Mariana Gutiérrez, de 32.

Milongueros, para que tengan!!! De seguir penetrando así la tecnología, si no las cabeceás por el iPhone, no te sale a bailar ni una percanta..., chabón!!!

 
«Inicio Anterior  61 62 63 64 65 66 67 68 69 70 Siguiente Fin»

Página 65 de 103

La Milonga de Elsita
Te espera de 18 a 2 en
Alsina 2540 - Plaza Bohemia
Lo mejor de los viernes

Tu milonga de los domingos
Alo Lola
La Yumba de Dorita  
De 19 a 02 en Obelisco Tango
Av. Entre Ríos 1056 - Capital Reservas: 15-6360-1984

La milonga de Marta Famá Los miércoles desde las 21
Manuel Rodríguez 1191 a pasos del Cid Campeador
Reservas: 15 5645-8027

Román Pagano, 40 años de herrería

Por publicidad en este sitio contactarse a tomasbuenosaires@gmail.com

Humor

Reencuentro
Después de medio siglo de armonía en el matrimonio, él muere. Poco tiempo después, ella también. Ambos, creyentes y militantes, van al cielo. Allá arriba, ella busca al que fue su marido durante cincuenta años y corriendo llega a su lado.  Y lo abraza, lo besa, lo cubre con una catarata de caricias y le dice: 
-¡Queriiiiiidoooooo! Qué suerte encontrarnos nuevamente ¡!! 
Él le responde: -"No, no, no. Dejate de joder...no me vengas con boludeces!!'' El trato fue: ¡¡¡Hasta que la muerte nos separe!!!!!!".

Consulta 
-Doctor, me siento mal, todo me da vueltas y siento un fuego en el pecho…
-Mire señora, en primer lugar no soy doctor, soy el barman; segundo, vos no estás enferma estás borracha y, tercero, no tenés un fuego en el pecho, ¡sacá la teta del cenicero por favor!

Vecina 
-Susy, estás enferma? Te lo pregunto porque vi salir a un médico de tu casa.
-Mirá, vieja de mierda metida, ayer yo vi salir a un patovica de la tuya y no estabas en un boliche, ¿no es cierto?

© 2016 Tomás Buenos Aires
Este sitio utiliza Joomla Software Libre. Desarrollo, Hosting y Producción Web por Asterisco Web's